toggle
plus minus gleich

EDUCAR SEGÚN DON BOSCO

Estamos en tiempo de Pascua. Tiempo siempre especial para renovar la fe en le Resucitado. ¡Cristo vive! Tiempo para profundizar en nuestra vida de fe, el misterio de Vida para siem-pre en Cristo. Tiempo para agradecer al Padre-Madre Dios, el amor inmenso que nos ha ma-nifestado en su Hijo y que nosotros hemos recibido en el Bautismo pues nos hace sus hijos para siempre. Tiempo para recibir el Espíritu del Resucitado y Viviente, y fortalecer los dones de la fe, la amistad, la solidaridad, el amor Estamos también en el mes de mayo, mes de las flores. Mes en que resurge la vida, la luz, el color vibrante de las plantas, de los árbo-les de toda la Naturaleza. Mes especial dedicado a la Virgen María, la Madre de Jesús y nuestra. Acompañados de María renovamos los valores en los que fundamentamos nuestro propio ser. Agradecemos el regalo singular de tener una Madre, de disfrutar de su cariño que llena el corazón, de poder acogernos a su manto protector. El jueves 24, celebraremos la fiesta de María Auxiliadora. Queremos renovar la confianza, la devoción, el reconocimiento que San Juan Bosco dio a la Virgen y que los salesianos hemos aceptado y difundido Celebraremos las primeras comuniones. Tiempo, también, en que los niños y niñas que durante estos dos años pasa-dos se han preparado para recibir el Señor, lo celebrarán acompañados de sus familias y de la comunidad cristiana de la parroquia.

Tiempo de problemas y de crisis, de sufrimiento y dolor de muchas familias… Tiempo de alegrías, de ilusiones y de esperanzas. Tiempo para afrontar la vida con paciencia, con cariño y con decisión. Es tiempo especial para cultivar nuestro espíritu, para fortalecer nuestra espiri-tualidad abierta la Trascendencia y el Misterio. Tiempo para descubrir las ma-ravillas de Dios y contemplar su obra maravillosa en la Naturaleza y en cada uno de nosotros. Queremos unir, vivir, sentir, vibrar la vida llena de fe, de luz, de amor. ¡Cristo vive!